Cómo cuidar calas

Cala feature

Es difícil pensar en alguien a quien no le agraden las calas. Son flores hermosas que puedes usar como ornamento en tu hogar y en tu jardín. Incluso puedes usarlas como decoración en alguna fiesta o celebración importante para ti.

Probablemente conozcas a las calas como flores de color blanco, pero puedes encontrarlas en variedad de colores. Existen calas de tonos amarillos e incluso otras de tonos violeta.

A pesar de lo que pueda parecer, son plantas bastante resistentes. Pero incluso así, van a requerir algunos cuidados. Continúa leyendo para que descubras cómo cuidar calas.

¿Cómo plantar calas?

Si quieres tener calas tanto en tu jardín como dentro de tu hogar, probablemente tengas que comprar algunos brotes de la flor en tu tienda de jardinería favorita. Si estás plantando en tu jardín, puedes cavar varios hoyos con suficiente profundidad y separados entre sí. Intenta dejar una separación de al menos veinte centímetros entre cada hoyo.

Plantar calas

Si estás plantando en una maceta, cava hoyos en la tierra de la misma. Podrás plantar como máximo cinco brotes en cada hoyo. También es conveniente que proporciones a la tierra donde estás plantando algunos nutrientes adicionales para que tus calas crezcan sanas y fuertes. Para esto puedes abonar la tierra con cualquier sustrato orgánico, como el humus.

Una vez plantadas tus calas, deberás encargarte de regar el suelo donde crecen para que puedan desarrollarse en un entorno con suficiente humedad.

¿Cómo cuidar calas?

Iluminación y temperatura

Como todas las plantas, las calas también necesitan luz. Sin embargo, lo ideal para ellas es que consigas un balance en el que puedan recibir luz durante determinado tiempo y luego estén a la sombra.

Calas en el exterior

Como te mencionamos, las calas son flores bastante resistentes. Es por esta razón que pueden adaptarse a varios tipos de clima. Aunque se llevan mejor con los climas tropicales, pueden sobrevivir a temperaturas cercanas a los 0 °C. Eso sí, si vives en un lugar donde se alcancen esas temperaturas, es conveniente que ubiques tu cala en un lugar donde reciba más luz natural que sombra.

Riego

Las calas necesitan un ambiente húmedo para desarrollarse correctamente. Es por esto que debes asegurarte de ser muy generoso con el riego de las calas. Una vez que hayan florecido, riega tus calas con bastante frecuencia.

Eso sí, recuerda que el hecho de que necesiten humedad no significa que debas ahogarlas en agua, o pudrirás sus raíces. Con que la tierra donde las calas están creciendo se conserve húmedo, es más que suficiente. No permitas nunca que el suelo se vea seco.

Regando calas

Deja de regar completamente las calas una vez que haya iniciado la estación fría en el lugar donde vives.

Sustrato y abono

Como muchas plantas que requieren de humedad para crecer, las calas necesitan un suelo que pueda drenar los excesos de agua. Además, el sustrato donde crecen tus calas debe aportar a las flores todos los nutrientes que necesita.

Tú mismo puedes preparar un sustrato que cumpla con todas las necesidades de tus calas. Añade a la tierra algún material que favorezca la conservación de humedad, como las fibras del coco.

Abono para calas

Si tienes a tus calas en una maceta, debemos recordarte que la maceta debe tener orificios en el fondo que puedan eliminar los excesos de agua del sustrato. Además, deberás trasplantar las flores al menos anualmente. Saca provecho a cada trasplante, añadiendo abono nuevo a su maceta.

También puedes abonar con fertilizantes líquidos especiales que consigas en tu tienda de jardinería favorita. Disuelve la cantidad indicada por el fabricante del fertilizante en el agua que usarás para regar tus calas. Puedes hacer esto quincenalmente.

Poda

No te preocupes por esto. No necesitarás podar tus calas.

Plagas

Como ya te mencionamos, las calas son plantas bastante resistentes. Pero existen animales como insectos y caracoles que gustan de alimentarse de calas. Para evitar esto, necesitas revisar tus flores con frecuencia. Si tienes la más mínima sospecha de que tus calas pueden estar siendo afectadas por alguna plaga, acude a tu tienda de jardinería favorita.

Puedes eliminar muchas plagas con algún insecticida o pesticida. Sigue las recomendaciones de los expertos en las tiendas de jardinería.

cala de otro color

Como ya has visto, siguiendo los sencillos consejos que te hemos dado, podrás tener hermosas calas floreciendo en tu jardín o en el interior de tu casa. Las calas son una decoración hermosa, por lo que todos los cuidados que necesitan, valen la pena.

¿Te gustan las calas? ¿Alguna vez las has usado como decoración en algún evento? Cuéntanos si las calas son tus flores favoritas y alguna experiencia que hayas tenido con estas flores. Esperamos tus comentarios

You Might Also Like