Cómo cuidar ficus

Ficus

Habrás visto algún ficus alguna vez, pero no los reconoces por su nombre. Los ficus son plantas hermosas de hojas verdes y relucientes. Son plantas que no te piden demasiados cuidados y que puedes tener tanto dentro de tu hogar como en tu jardín. Sin embargo, aunque sean fáciles de mantener, hay algunos cuidados que no puedes pasar por alto si quieres tener un ficus. Acá te enseñamos todo lo que tienes que saber.

Cuidados básicos

Ubicación e iluminación

Tanto si decides tener tu ficus en el interior como si decides tenerlo en el exterior, debes ubicarlo en un lugar donde reciba luz natural. Estas plantas necesitan mucha iluminación. Sin embargo, debes tener mucho cuidado durante las estaciones donde hace mucho calor. Estas plantas pueden sufrir de quemaduras en sus hojas si las expones directamente a la luz solar durante mucho tiempo.

Variedad de ficus

Recuerda que, si vives en una zona con corrientes de viento muy fuertes, deberás buscar maneras de proteger tu planta donde la ubiques. Los tallos de los ficus son bastante delicados y pueden llegar a quebrarse por el viento.

Además, si vives en zonas donde las temperaturas descienden demasiado en algunas épocas del año, tendrás que resguardarla. Estas plantas son enemigas del frío.

Riego

El riego dependerá mucho de la época del año en la que te encuentres. En las épocas de calor, deberás regar tu planta ficus frecuentemente. Puedes hacerlo al menos tres veces a la semana. Pero el riego debe ser módico para que no se acumule exceso de agua cerca de las raíces. Esto podría pudrirlas.

En estaciones de frío, deberás reducir la frecuencia de riego. Puedes regar tu planta de forma quincenal.

Recuerda que la tierra de tu ficus siempre debe estar húmeda. Así que lo conveniente es que viertas el agua directamente sobre la tierra.

Sustrato

Antes que nada, el ficus es una planta que crece mucho. Si la tienes en una maceta, es probable que necesites trasplantarla alguna vez. Necesitarás ir moviendo tu planta a macetas más espaciosas y, obviamente, con mayor cantidad de sustrato. Las macetas, además, deben tener agujeros de drenaje.

Sustrato de ficus

En cuanto a la tierra, debe ser rica en compuestos orgánicos (como otros sustratos para plantas de interior), con cierta inclinación a ser tierra ácida y que pueda drenar bien cualquier exceso de agua.

Abono

Siempre debes asegurarte que el sustrato de tu planta le provea los minerales para crecer sana y fuerte. Específicamente para el ficus, te recomendamos el uso de algún fertilizante líquido.

El fertilizante líquido es ideal porque podrás disolverlo en el agua que usarás para regar tu planta. Siempre es recomendable que uses un poco menos de la cantidad de fertilizante indicada por el fabricante. En el caso del ficus es mejor que se le fertilice un poco a que se le fertilice en exceso.

Deberás emplear abono cada vez que trasplantes la planta. El trasplante realízalo cuando lo consideres necesario. Además, la frecuencia de uso de fertilizante debe ser por lo menos cada dos meses.

Poda

Recuerda que los ficus producen muchísimas hojas. Lo ideal es que uses la poda para quitar todas las hojas que se vean de tonalidades amarillas, secas o en mal estado. No te preocupes. Con la poda estarás ayudando a que hojas nuevas crezcan. Además, tu ficus tendrá una apariencia saludable y fuerte.

Poda de ficus

Puedes también remover algunos tallos para que tu planta respire. Nuevamente, estos tallos volverán a crecer más fuertes y sanos.

Es recomendable que para la poda te ayudes con unas tijeras bien afiladas y desinfectadas. Si las tijeras no están limpias podrías enfermar a tu ficus.

Plagas

El ficus es el alimento favorito de algunos insectos. Siempre debes estar pendiente de los tallos de tu planta para detectar la presencia de alguna plaga. La buena noticia es que existen muchos insecticidas que pueden ayudarte con este problema. Aunque el uso del insecticida dependerá del tipo de insecto específico que esté afectando a tu ficus.

Ficus enferma

 

El ficus es una planta decorativa llena de vida gracias a sus hojas tan verdes. Existen muchísimas variedades que puedes tener en casa y cuidar sin demasiado esfuerzo.

Cuéntanos si ya tienes un ficus en casa o si estás interesado en tener uno. Si tienes alguna duda o algún consejo que quieras agregar a la información de este post, no dudes en dejarlo en los comentarios.

You Might Also Like