Cómo cuidar hámster

hamster

Los hámsteres se han convertido en la opción predilecta a la hora de elegir una mascota. Son animales muy lindos, ideales para hacerte compañía en casa. Ellos gustan de jugar y compartir contigo. Sin embargo, requerirán de ciertos cuidados para poder vivir felizmente. Quédate con nosotros y descubre cómo cuidar un hámster.

¿Qué necesito para cuidar a mi hámster?

Jaula

Debes escoger una jaula espaciosa para que tu mascota se sienta cómodo en ella. Asegúrate de que tu hámster cuente con suficiente espacio para que pueda elegir dónde comer, dónde depositar sus desechos y dónde descansar.

Jaula

También tienes que tener en cuenta el material con el que está fabricado la jaula. Si es una jaula de plástico o de metal, probablemente sea una jaula de barrotes. Elige siempre una jaula cuyos barrotes no estén demasiado separados entre sí, de modo que no haya riesgo de que tu mascota se escape.

Hay personas que prefieren jaulas de vidrio tipo pecera.

Nido para hámsteres

Casa para hamsterUn hámster necesitará un lugar donde resguardarse del frío dentro de la jaula. Por esto es ideal que consigas una casita o nido para él. Recuerda que los hámsteres son animales muy sensibles, por lo que tienes que lograr que el entorno sea lo más cómodo posible para ellos.

Juguetes y accesorios para ejercicio

Tu mascota es un ser vivo, por lo que necesitará algo con qué entretenerse incluso en el limitado espacio de su jaula. En las tiendas de mascotas podrás encontrar infinidad de juguetes que servirán para que tu hámster se mantenga ocupado.

También es conveniente que instales dentro de su jaula una rueda de ejercicios. Recuerda que el ejercicio nunca está demás para la salud de nuestra pequeño animal.

Comida para hámsteres

En tu tienda de mascotas favorita encontrarás alimento para hámsteres. Tu pequeño hámster debe tener una alimentación balanceada, por lo que debes proveerle suficiente alimento. Sírvele comida al menos diariamente.

Comida de hámster

Complementa la alimentación con pequeñas porciones de fruta. Te aseguro que va a encantarle y no le hará daño.

Bebedero para hámster

Además de darle comida, debes mantener a tu hámster hidratado. Para ello, lo ideal es que instales en su jaula un bebedero. Puedes encontrar este accesorio en cualquier tienda de mascotas.

Asegúrate de que el bebedero pueda ser alcanzado con facilidad por tu hámster. Utiliza agua potable (y no de grifo) para mantener hidratada a tu mascota.

Cambia el agua del bebedero todos los días. El agua sucia o con residuos puede generar bacterias que causen infecciones o enfermedades en tu animalito.

¿Cómo debo cuidar a mi hámster?

Haz que el suelo de la jaula sea cómodo

Debes cubrir el suelo de la jaula de tu mascota con algún material que lo haga más cómodo. A tu mascota le encantará desplazarse entre virutas de madera o entre papel, por ejemplo. Además, los hámsteres aprovecharán este material que dejes en el suelo de sus jaulas para acomodar su nido como les parezca.

Suelo de jaula

Elige un buen lugar para la jaula

Al momento de escoger el lugar para la jaula, deberás pensar en proteger a tu hámster tanto del frío como del calor. No puedes poner la jaula en un lugar donde esté expuesta a la luz directa del sol. Tampoco puedes colocarla en un lugar donde circule aire con demasiada fuerza, pues estarás exponiendo al hámster a enfermedades.

Como ya te hemos mencionado, los hámsteres son animales sensibles. Es por esta razón que se asustan con mucha facilidad. Los sobresaltos pueden incluso matarlos. Asegúrate de que la jaula de tu hámster esté en un rincón tranquilo de tu casa.

Cuida de su pelaje y uñas

Siempre será bueno que cuides el pelaje del hámster peinándolo con algún peine especial para hámsteres que consigas en la tienda de mascotas.

También deberás cortar las uñas de tu mascota cuando las veas demasiado largas.

Limpia la jaula de vez en cuando

Puedes limpiar con agua y jabón la jaula semanalmente. Cambia el material que has elegido para el piso con esta misma frecuencia.

Limpieza de jaula

No bañes a tu hámster

Él se encarga de su propio aseo. No necesitas bañarlo, pues estarías exponiéndolo a enfermedades.

Ya viste que tener un hámster requiere de cierta dedicación. Como consejo adicional, dedícale algo de tiempo a tu hámster todos los días. Comparte con él a diario para que pueda familiarizarse contigo.

Y tú, ¿has tenido alguna vez un hámster? ¿Cómo lo has cuidado? Déjanos saber tu experiencia.

You Might Also Like