Cómo cuidar una planta carnívora

No creas todo lo que ves en televisión. El cine seguramente te habrá hecho temer a las plantas carnívoras, pues las habrás visto devorando a alguien en alguna película. Pero nada más alejado de la realidad. Estas plantas son una excelente opción para darle vida a tu hogar o a tu jardín con sus exóticos colores. Son carnívoras porque se alimentan de algunos insectos, por lo que no corres ningún peligro al tener una en casa. Si quieres aventurarte a tener una de estas vistosas plantas, acá te dejamos algunas recomendaciones.

Tipos de plantas carnívoras

Si estás pensando en tener una planta carnívora, lo primero que debes hacer es elegir el tipo que tendrás. Escoge dependiendo del tipo de clima en el que vivas. Hay plantas que viven en climas tropicales y otras que no.

Tipo de planta carnívora

Plantas carnívoras tropicales

No te recomendamos una especie tropical si no vives en este tipo de clima, ya que controlar las condiciones ambientales y mantenerlas en los parámetros óptimos puede resultar un poco difícil.

Plantas carnívoras de otros climas

Estas plantas se adaptan bien a los climas fríos o templados, aunque no sobrevivirán si las temperaturas descienden demasiado.

Cuidados de una planta carnívora

Suelo

Las plantas carnívoras son bastante resistentes y no exigen demasiada calidad del suelo. Crecen en casi cualquier tipo de tierra. De hecho, si tratas de aportar minerales al suelo donde está cultivada, probablemente la planta muera. Déjala desarrollarse en un sustrato pobre o usa uno especial para plantas carnívoras.

Sustrato especial para planta carnívora

Ten en cuenta que, tu planta carnívora no debe estar en una maceta de barro.El barro podría aportar minerales al agua del riego y dañarla. Usa un recipiente de plástico que cuente con orificios en el fondo para favorecer el drenaje, la humedad y la formación de hongos.

Riego

Las plantas carnívoras crecen en pantanos, por lo que, si quieres que se desarrollen sanamente, deben estar en un ambiente húmedo y debes regarlas con bastante frecuencia. Dale agua a tu planta cada tres o cinco días en temporadas de calor.

Riego de la planta carnívora

La tierra de tu planta debe estar siempre mojada, pero no la encharques. Para regarla, deja la maceta de tu planta reposando sobre otra vasija con agua, procurando cubrir al menos dos centímetros de la base de la maceta con agua. Una forma ideal de hacer esto, es utilizando el platillo debajo de la maceta. Deja el platillo siempre lleno de agua para que la planta la tome cuando la necesite.

Eso sí, no puedes utilizar cualquier tipo de agua para regar tu planta. El agua de grifo puede tener algunos residuos de cloro o de otros minerales que pueden dañarla. Lo ideal es regar con agua de lluvia que recolectes. Pero, si esto último es imposible para ti, no te preocupes. Puedes comprar agua mineral o puedes utilizar agua del grifo después de dejarla reposando durante medio día.

Temperatura e iluminación

Asegúrate de colocar tu planta en un lugar en donde reciba bastante luz del sol, como cerca de una ventana. Si tienes una planta carnívora tropical, debes mantenerla en un ambiente cálido, pero no excesivamente caluroso. Una temperatura entre 20 °C y 23 °C estará bien. Si, por el contrario, tu planta carnívora es de las que se adapta a los climas fríos, durante un período del año deberás mantenerla en un ambiente con temperaturas entre 5 °C y 8 °C para que pueda hibernar.

Alimentación

Estamos seguros de que hasta ahora te has estado preguntando, ¿cuándo me toca alimentar a mi planta con insectos? Y la respuesta es que lo más recomendable es que no lo hagas. Ella misma puede ocuparse de cazar insectos y alimentarse de los que necesita.

Planta carnívora alimentándose

Si no la tienes en un espacio abierto donde pueda cazar, infórmate bien de qué tipos de insectos puede comer tu tipo de planta. Probablemente puedas alimentarla con mosquitos u otros insectos que no sean demasiado grandes.

Fertilizantes

¿Debes fertilizar el suelo de tu planta? La respuesta es un rotundo NO. Como ya te comentamos, el exceso de minerales en el suelo podría matar a la planta carnívora.

Podado

Después de que la planta carnívora se ha alimentado más de dos veces, probablemente mueran sus bocas, por lo que es recomendable que las cortes con tijeras. También debes cortar las hojas secas.

Podado de planta carnívora

Durante la poda, sé lo más cuidadoso posible y no toca lo menos posible la planta. De hecho, en general debes tratar de no tocar la planta ni sus bocas. No te preocupes, a ti no te pasará nada si lo haces. Pero las plantas carnívoras son muy sensibles, pueden estresarse por el tacto y maltratarse.

Como habrás visto, las plantas carnívoras no son nada peligrosas y son plantas que puedes mantener fácilmente en casa con unos pocos cuidados. Anímate a tener una y cuéntanos tu experiencia.

You Might Also Like