Cómo cuidar romero

Romero feature

Seguramente alguna vez habrás preparado un relajante té de romero. O te habrás comido alguna deliciosa comida aromatizada y especiada con romero. Así que no necesitamos recordarte las razones por las que es muy útil tener una planta de romero en casa. Lo que sí necesitamos recordarte es que hay ciertas cosas que debes hacer y otras tantas que no si estás cultivando romero.

Descubre todo lo que necesitas saber acerca de los cuidados del romero en este post.

No la cuides demasiado

Es raro iniciar un post de cuidados de romero diciéndote que no cuides demasiado la planta. Pero es el primer consejo que queremos darte. Si bien hay cosas que tu planta de romero no tolerará, en general es una planta bastante resistente que no necesita de muchos cuidados.

Romero

Así que ya lo sabes, si eres una persona que no cuenta con demasiado tiempo para prestar atención a las plantas, el romero es una de las mejores opciones para ti.

Cuidados básicos del romero

Iluminación y temperatura

El romero necesita estar en un lugar donde reciba mucha luz natural. Con el romero no tendrás que preocuparte por si está recibiendo mucha luz del sol o no. Tu planta de romero puede estar expuesta a la luz directa del sol durante varias horas al día.

Como te hemos dicho, el romero es una planta bastante resistente, por lo que puede adaptarse a varios tipos de clima. Aunque la planta prefiere los climas calurosos, resistirá bien en los climas fríos. Lo que sí debes tener en cuenta es que debes proteger a tu planta de romero de corrientes de aire en cualquier estación.

Riego

Ya te hemos mencionado que, si no cuentas con demasiado tiempo para cuidar una planta, el romero es para ti. No necesitas regar tu planta de romero con demasiada frecuencia. El romero está acostumbrado a no recibir demasiada agua.

Regando romero

Para regarlo correctamente, deberás observar la tierra donde está creciendo la planta de romero. Cuando el sustrato se vea seco, es momento de regar. Riega moderadamente, de modo que apenas llegues a humedecer la tierra. No debes permitir bajo ninguna circunstancia que se acumule el agua en el sustrato. Esto último podría dañar las raíces del romero.

Sustrato

El romero se adapta a todo tipo de suelo. Sin embargo, el suelo para que pueda desarrollarse mejor debe ser básico. Además, debe ser un suelo de muy buen drenaje, que no retenga humedad si no que más bien, tienda a secarse. Usa un sustrato que no sea muy pesado.

Sustrato de romero

No es necesario que te preocupes por abonar el sustrato. Sin embargo, si quieres hacerlo para ayudar a crecer tu planta, puedes utilizar cualquier abono con suficiente materia orgánica. La frecuencia ideal para abonar es hacerlo anualmente.

Poda

La poda del romero sí es bastante importante. Recuerda que al podar favoreces un crecimiento más fuerte y sano en tu planta. Aprovecha la poda para quitar hojas y flores que se vean en mal estado o marchitas, por ejemplo. Pero incluso más importante es que remuevas los tallos débiles. De esta forma, cada nuevo tallo que crezca será más fuerte y no se doblará.

Poda de romero

Finalmente, pero no menos importante, puedes utilizar la poda para darle la forma que quieras a tu planta de romero. Esta es una planta que crece ampliamente, por lo que, si cuentas con un área limitada para ella, lo ideal es que la podes. Siempre ayúdate con unas tijeras afiladas y limpias. Ya sabes que si los instrumentos con los que podas no están desinfectados, corres el riesgo de que tu planta se enferme.

Plagas

La mayor plaga a la que se enfrenta nuestra planta de romero es a la de los hongos. Ya sabes que el romero no es amigo de la humedad, y parte de esto se debe a que la humedad contribuye a la formación de hongos en sus raíces.

Si observas algún síntoma de que tu planta está enferma, es muy importante que podes las partes que estén siendo afectadas, o la enfermedad continuará extendiéndose a toda la planta.

romero plagas

Puedes detectar alguna enfermedad a través de manchas en las hojas, malos olores provenientes de la planta, presencia de parásitos, entre otros. Ante cualquiera de estas situaciones, es conveniente que te acerques a tu tienda de jardinería favorita y pidas que te asesoren.

Ya estás listo para cosechar tu romero. Solo necesitas tomar algunos tallos directamente de la planta. Si necesitas algunas ideas para usarlo, aquí te dejamos algunas: úsalo en alguna receta de cocina, para alguna medicina casera o para hacerte un té relajante. Ya verás qué ventajoso resulta cultivar nuestro propio romero en casa.

Cuéntanos de algún uso que le hayas dado a las ramas de romero en los comentarios.

You Might Also Like