Cómo cuidar un cactus

Cactus

Si eres una de esas personas a quienes les gustaría decorar su hogar con plantas, pero sienten que no les va bien con nada relacionado a la jardinería, te recomendamos comenzar por tener un cactus. Los cactus son plantas hermosas e ideales para llenar espacios en tu hogar. Además, son muy resistentes. Pero cuidado, el hecho de que no requieran demasiada atención no significa que no necesiten algunos cuidados. Por eso aquí te contamos todo lo que necesitas saber para tener un cactus en casa.

No debemos olvidar que los cactus necesitarán los cuidados que cualquier planta necesita. Así que vamos con los aspectos básicos.

Riego

Seguramente has llegado a este post interesado por esta información. Hemos visto en las películas que los cactus son capaces de sobrevivir en el desierto. Y es cierto. Los cactus son plantas capaces de sobrevivir a climas muy calurosos. Pero esto no significa que puedan sobrevivir meses sin recibir agua.

regar cactus

Una curiosidad que hace a los cactus plantas muy especiales, es que pueden acumular agua en sus tejidos para sobrevivir. Cuando los riegues, dales suficiente agua para que puedan almacenar. Moja bastante bien el suelo donde está plantado, de modo que las raíces no tengan problemas para absorber el agua.

¿Con qué frecuencia debes regar?

Esto depende del clima y de la estación en la que estés. Generalmente, si te encuentras en un lugar o una estación del año cálida, debes regar tu cactus de manera semanal o quincenal. Si, en cambio, te encuentras en un lugar o una estación fría, puedes dejar de regar incluso hasta por un mes.

Te repetimos que al momento de regar debes ser generoso con el agua. Pero no riegues hasta que veas el sustrato seco.

Suelo

Como te mencionamos, los cactus pueden vivir incluso en el desierto, por lo que es común que se adapten a suelos pobres. Pero si tienen la oportunidad de crecer en suelos donde se les aporten nutrientes, crecerán más sanos y fuertes.

Sustrato para cactus

Apórtale a tu cactus un suelo de buen drenaje que retenga humedad, con mediano contenido de nutrientes y que no sea ácido. Puedes utilizar arena mezclada con material orgánico. La arena ayudará a mantener la humedad y cuidará la base del cactus de plagas y hongos.

Iluminación y temperatura

Algunas especies de cactus pueden sobrevivir sin problemas a la exposición directa al sol, otras no. Para diferenciarlas, fíjate si tu cactus tiene muchas o pocas espinas. Si tiene muchas espinas, es de las especies que pueden exponerse directamente al sol.

Sin embargo, para ambos casos, el exceso de luz solar directa puede ser dañina. Así que deja tu cactus en un lugar iluminado, en el que sólo reciba luz directa algunas horas al día. Una ventana es el lugar ideal. Si estás exponiéndolo demasiado al sol, el cactus te avisará poniéndose de un tono amarillo.

exposición al sol

A los cactus les agradan los ambientes cálidos, por lo que no sobrevivirán a heladas. Mantén a tu cactus en un lugar donde la temperatura se encuentre aproximadamente a 20° C.

Fertilizantes

Encontrarás fertilizantes especiales para cactus que contengan los nutrientes y minerales que tu cactus necesita. Fertiliza tu planta quincenalmente al inicio del otoño.

¿Cómo debe ser la maceta de mi cactus?

¡Definitivamente la maceta es muy importante! En primer lugar, debes elegir una maceta con agujeros en el fondo, para que el exceso de agua pueda ser drenado al momento de regar.

Macetas de cactus

Además, debe ser de un tamaño adecuado con respecto al tamaño y la forma de tu cactus. Si tu cactus es de los que son redondos, necesitarás una maceta ancha. Si tu cactus crece más a lo largo, pues necesitarás una maceta más larga. Fíjate bien en la forma de tu cactus al elegir la maceta.

Otro aspecto importante respecto a la maceta, es el material del que está hecha. Te sugerimos una maceta de arcilla barnizada que ayudará a que la tierra transpire cualquier exceso de agua.

¿Debo trasplantar mi cactus?

 

Trasplante de cactusProbablemente te tocará trasplantar el cactus por diversas razones. La más común es que tu cactus se ha quedado sin espacio para seguir creciendo y necesitas moverlo a un lugar donde le sea más fácil desarrollarse. Otra razón puede ser que es momento de cambiar la tierra de tu cactus porque esta se ha quedado sin nutrientes.

Sea cual sea el motivo, sigue estas recomendaciones:

1. Ten mucho cuidado para que no te lastimes con las espinas.

2. Realiza el trasplante durante la primavera.

3. No riegues el cactus hasta al menos tres días después del trasplante.

4. Deja tu cactus en un lugar sombreado durante los días posteriores al trasplante.

Como habrás notado, los cactus son las plantas ideales para personas que no cuentan con demasiado tiempo para dedicarse a la jardinería. Son fáciles de regar y son un hermoso elemento decorativo. ¿Te animas a tener uno? Cuéntanos si tienes algún tip adicional para el cuidado de los cactus.

You Might Also Like