Cómo cuidar un tatuaje

Tatuaje

Desde los diseños más simples hasta los más llamativos, los tatuajes son hermosas piezas de arte sobre la piel que te acompañarán para siempre. Si estás considerando hacerte un tatuaje, debes saber que, si decides hacerlo, tienes que tener en cuenta una serie de cuidados para dejar que tu piel sane y así poder mostrar tu tatuaje en pocos días. Sigue leyendo y asegúrate de seguir todos los consejos que te mencionamos en este post.

Cuidados de un tatuaje durante las primeras horas

Es muy importante que tengas los cuidados necesarios durante las primeras horas para evitar infecciones en tu tatuaje y para que tu piel cicatrice bien.

Antes que nada, te exhortamos a buscar un tatuador experto para que haga tu tatuaje y que sigas cualquier recomendación que este tenga para ti una vez que te hayas tatuado. Todas las pieles son distintas, por lo que no hay nada mejor que un cuidado personalizado. Sin embargo, acá te dejamos unas recomendaciones generales:

Conserva el vendaje que te haya puesto tu tatuador durante al menos dos horas

Tatuaje vendado

Recuerda que mientras tu tatuaje esté recién hecho, la piel tatuada será sensible a bacterias e infecciones. La venda está ahí para proteger tu piel de agentes bacterianos y roces.

Sé muy cuidadoso al quitarte el vendaje

Lavar tatuaje

Lávate primero las manos con jabón neutro y quita el vendaje de tu tatuaje. Al quitar el vendaje, tienes que lavar por primera vez tu tatoo. Usa agua a temperatura ambiente y el mismo jabón neutro para esto. Refriega cuidadosamente con tus manos la zona tatuada para limpiarla y luego enjuaga con un poco de agua. No te asustes si remueves algo de tinta, esto es totalmente normal.

Puedes dejar que tu tatuaje se seque por sí solo, o puedes secarlo con una toallita de papel absorbente. Si eliges esto último, no frotes tu tatuaje para secarlo. Presiona un poco la toallita sobre la piel y listo.
No necesitas vendarte nuevamente luego de esta primera lavada.

Lociones para hidratar y cicatrizar

Una vez que el área de la piel donde tienes el tatuaje esté seca, tienes que hidratarla. Recuerda que al tatuarte probablemente tu piel haya quedado irritada e hinchada, por lo que necesitará un poco de ayuda para cicatrizar correctamente. Es por esto que debes mantenerla hidratada.

Crema cicatrizante

Existen cremas especializadas para ayudarte con la cicatrización. Aplica una capa delgada de la crema que te haya recomendado tu tatuador sobre el área tatuada. Así dejarás que tu piel respire y evitarás la formación de bacterias.

Cuidados de un tatuaje durante los primeros días

Debes saber que no sólo debes tener cuidados especiales con tu nuevo tatuaje durante las primeras horas, los cuidados deben extenderse por lo menos a las dos primeras semanas.

Repite los cuidados de las primeras horas entre tres o cuatro veces al día. Es decir, lava tu tatuaje y aplica crema cicatrizante con esta frecuencia. Mientras tu piel está en proceso de sanar, es muy importante que sigas usando jabón neutro y agua a temperatura ambiente para evitar infecciones.

Puede que pasen algunas cosas que pueden asustarte, pero no tengas miedo. Si ves que sobre tu tatuaje comienzan a formarse costras, ten presente que esto es una parte vital del proceso de cicatrización, por lo que es totalmente normal. Deja que se formen las costras y no busques maneras de quitarlas ni de rascarte, pues estarás exponiéndote a infecciones y a dañar el tatuaje. Ellas mismas se desprenderán cuando la piel sane.

Lo que NO debes hacer

-Evita a toda costa exponer tu tatuaje directamente al sol.
-No te bañes en piscinas o en playas mientras tu piel no sana completamente.
-Evita realizar ejercicios, pues puede que durante el movimiento estires la piel y dañes tu tatuaje.
-No uses ropa que esté ajustada sobre la zona que te tatuaste, pues además de correr el riesgo de irritar más tu piel, corres el riesgo de dañar el tatuaje.
-No te vendes nuevamente el tatuaje, tu piel necesita respirar.
-No aplicas alcohol o agua oxigenada sobre el tatuaje.

Te alentamos a escuchar a tu cuerpo si sientes que algo no va bien durante el proceso de curación de tu tatuaje. Si ves que la hinchazón no ha disminuido o te duele demasiado incluso con el pasar de los días, te recomendamos visitar un médico, pues esto no es normal.

Finalmente, queremos recordarte que el cuidado de la piel es de suma importancia, con tatuaje o no. Protege siempre tu piel del sol y mantenla hidratada.

¡Déjanos cualquier duda que tengas en los comentarios!

You Might Also Like