Diferencias entre leasing y renting

Seguramente en alguna ocasión te habrás ido de viaje y has decidido alquilar un auto para poder movilizarte. También puede que hayas considerado la opción de comenzar un negocio de taxis sin tener auto. ¿Cómo? Pues alquilando o arrendando el auto para utilizar en tu trabajo. Incluso puede que vivas en una casa o apartamento que estés rentando.

Como ves, alquilar o arrendar un bien es cada vez más frecuente en la vida cotidiana. Es por esto que probablemente conozcas los términos “leasing” y “renting”. Sin embargo, ¿sabes qué significan en realidad? ¿conoces las diferencias entre ambos? Si no es así, no te preocupes. Aquí vamos a explicarte cómo diferenciar entre el leasing y el renting.

Renting vs leasing

Las diferencias principales están en los términos y condiciones del contrato, así como en el tipo de bienes que puedes rentar o arrendar. Te lo detallamos:

Principales diferencias entre leasing y renting

1. ¿Quiénes pueden realizar un contrato por leasing?

Una de las principales diferencias, es que no cualquiera puede usar el proceso de leasing para disfrutar de un bien. Esto significa que sólo las personas jurídicas como los negocios y las empresas pueden arrendar bajo conceptos de leasing.

Así, por ejemplo, si has decidido iniciar tu negocio de taxis y apoyarte en el leasing, deberás haber registrado tu empresa primero. Y luego, arrendar el auto para comenzar a trabajar. Recuerda, el contrato de arrendamiento se hará a nombre de tu negocio.

Esquema de diferencias

Mientras tanto, cualquier persona puede acceder a un bien por renting. No es necesario que tengas una empresa registrada para poder firmar un contrato de renting. El contrato incluso estará a tu nombre.

2. Opción a compra

La principal diferencia entre el leasing y el renting es la opción a compra. Cuando se termina un contrato por leasing, la empresa que ha estado disfrutando del bien arrendado, tiene la opción de adquirirlo. Mientras que, si una persona ha estado gozando de un bien por medio de un contrato de renting, al finalizar la duración del contrato, dicha persona deberá entregar el bien.

opción a compra

Esto supone una gran ventaja para las empresas. Por ejemplo, puede que una empresa necesite adquirir autos para cumplir con su actividad económica. La empresa puede arrendar autos a través del leasing para poder comenzar a producir y generar los ingresos con los cuáles pagará el costo de los autos. Así, al finalizar el contrato, la empresa será dueña de los autos que ha estado empleando.

3. Duración del contrato

Las duraciones del contrato varían. Sin embargo, los contratos de renting tienen una vigencia por un período de tiempo relativamente corto. Existen contratos por renting que duran seis meses, incluso. Como máximo, un contrato por renting llega a tener una duración de cinco años.

Por otra parte, los contratos por leasing duran mucho más. Un contrato por leasing jamás durará apenas unos meses. Es frecuente que la vigencia mínima de un contrato por concepto de leasing sea de dos o tres años. Puedes incluso encontrar contratos cuya duración es de al menos diez años. Esto último sucede cuando se trata de bienes inmuebles, como edificios.

Tiempos de contrato

4. Costos adicionales

Si estás disfrutando de un bien a través de un contrato de renting, lo más seguro es que sólo debas pagar el costo del alquiler. Cualquier gasto de mantenimiento o de reparación, correrá por cuenta de la persona o empresa que te esté alquilando el bien. Recuerda que al final del contrato de renting, el bien no te pertenecerá, por lo que es al dueño a quien le interesa mantener el bien en buen estado.

Por otra parte, si el bien está arrendado por medio de un contrato de leasing, es probable que la empresa que esté disfrutando del bien tenga que cubrir algunos costos adicionales. En especial cuando se considera la opción a compra. Estos costos se derivan de la necesidad del futuro dueño del bien por mantener el bien buen estado.

Costes adicionales

Más sencillo imposible. Esperamos que con esta simple explicación de las principales diferencias entre renting y leasing, tengas claro qué términos le convienen más a tu persona o a tu empresa.

You Might Also Like